CARVANA WIRRÁRIKA EN EL ZÓCALO

· Recientes

Share

  • Genial impostura de los comuneros

  • Nunca han tenido posesión de las tierras “invadidas”

  • Trasfondo económico e intrusión del gobierno de Jalisco

Es necesario explorar desde el principio este conflicto que es, una genial impostura por parte de la comunidad Wirrárika de San Sebastián Teponahuaxtlán, que parte de una ladina acción política, que sorprendió al entonces Departamento de Asuntos Agrarios y Colonización del gobierno de la república.

El 15 de julio de 1953, publicado el 19 de septiembre del DOF se reconoció y  tituló a 311 comuneros la Comunidad Indígena de San Sebastián Teponahuaxtlán, más de 240 mil Hectáreas, terreno que se extiende al territorio del Estado de Nayarit, en el municipio de La Yesca.

En la resolución presidencial se estableció la exclusión de las pequeñas propiedades; en el caso de Huajimic, sus posesiones son más de 10 mil hectáreas y tienen escrituras de propiedad desde 1906; y no existen registros históricos  de que los miembros de la comunidad huichola, hayan tenido actos de posesión en sus terrenos.

Esta resolución de dotación de esa enormidad de hectáreas, nunca fue notificada debidamente a los pequeños propietarios ganaderos de Huajimic, quienes por diferentes causas, en el caso no hubo acción legal alguna para que se les reconociera la exclusión de sus propiedades.

Si se aprecia en un mapa del INEGI, en dónde se encuentran la comunidad de San Sebastián Teponahuxtlán y el poblado de Huajimic, se verá que en línea recta de la comunidad ubicada en el Estado de Jalisco, hacia Huajimic, al suroeste hay más de cien kilómetros, y se atraviesa el macizo serrando de la Sierra Madre Occidental, en este tramo conocida como “Sierra de Pajaritos”.

Ahora que si se trata de ubicar la distancia que actualmente se tiene entre ambas comunidades, por las terracerías que existen se debe ir al sur de la comunidad huichola y luego dar vuelta al oeste, entrando al Estado de Nayarit, y son más de 170 kilómetros; geográficamente, etnográficamente, materialmente es imposible que los terrenos de los pequeños propietarios de Huajimic, hayan tenido actos de posesión los huicholes, nunca han tenido dominio de estas tierras que son de agostadero.

La Comisión para el diálogo con los Pueblos Indígenas CDPIM, junto con los representantes de las otras instituciones involucradas del Gobierno Federal y del Gobierno del Estado de Jalisco, brindan seguimiento respecto del conflicto Agrario que mantiene la comunidad indígena Wixárika de San Sebastián Teponahuaxtlán, municipio de Mezquitic Jalisco con los ganaderos de Huajimic, Municipio de La Yesca Nayarit.

En el año 1993, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, llevó a cabo una recomendación a los dos gobiernos de Jalisco y Nayarit, para que resolvieran el conflicto, desde el punto de vista social y económico; ya que incluso la autoridad agraria federal de aquel entonces, en su informe a la CNDH estableció que:

“25 predios ubicados en la zona conocida como “Huajimic” de los que aportaron documentos públicos y privados, con lo que se demuestra que el origen de los mismos antecede a la solicitud de la comunidad, misma que no ha tenido la posesión de esas tierras, por lo que resulta procedente la exclusión de esos predios..”

Desde el año 2007, los comuneros de SST interpusieron 45 juicios de restitución de tierras ante el TUA 16 con sede en Guadalajara Jalisco; de los cuales 16 han sido resueltos a favor de los comuneros, recientemente 3 ejecutados por la vía voluntaria con la entrega de una contraprestación económica a los ganaderos posesionarios y uno por la vía forzosa..

En el 2014, los ganaderos de Huajimic interpusieron ante el TUA 16 de Guadalajara un juicio de nulidad expediente 111/2014 con acciones exclusión de las pequeñas propiedades de la comunidad de SST, y nulidad de actos que contravienen las leyes agrarias

El gobierno de Jalisco pugna por la ejecución de las sentencias de los juicios agrarios de restitución que obtuvo la comunidad de SST, para lograr “justicia social” para la comunidad wirrárika de SST.

Los pequeños propietarios ganaderos de Huajimic; tienen más de diez años abandonados por el  gobierno del Estado de Nayarit y apenas ahora con el gobierno de Miguel Ángel Navarro han obtenido apoyo jurídico y político para continuar con su vocación productiva de la región que es la ganadería, y en la defensa de sus pequeñas propiedades

El secretario general de gobierno Lic. Juan Antonio Echeagaray estima que en este conflicto se tiene que explorar la alternativa de resolverlo a la luz de la reciente sentencia de la SCJN que resolvió las controversias constitucionales de los Estados de Chiapas y Oaxaca, sobre el conflicto inter estatal de dos municipios conocidos como “las Chimalapas” que estableció a las dos entidades acciones a las disposiciones Ley general de asentamientos humanos, imponiendo el criterio de que se debe atender a la vocación productiva de la región. En el caso, la región de Huajimic es eminentemente ganadera.

Ya que es prácticamente imposible lograr en los juicios agrarios por restitución que ya tienen ganados los comuneros, la exclusión de sus posesiones, dado que en el plazo de aquella Ley Agraria, no presentaron sus demandas. La indemnización, que pudiese proponerse deberá hacerse a la comunidad Wirrárika de San Sebastián Teponahuaxtlán, para que los ganaderos de Huajimic, conserven sus propiedades de vocación ganadera.

En el caso de la ejecución de las sentencias, se extinguiría para Nayarit  la actividad ganadera que representa más del 5% de la producción estatal, actividad económica de un poblado de más de mil habitantes.

Existen otros factores que deben considerarse, la explotación legal de maderas y la existencia de una mina cercana a Huajimic, que explota oro; y se tiene conocimiento que brigadas de la Universidad de Guadalajara llevando a cabo prospección minera en el territorio del municipio de La Yesca, en lugares limítrofes con el Estado de Jalisco; que van en busca de minerales de Litio y de Uranio

Con este apoyo que brinda el gobierno de Jalisco, subyace una nueva intentona de ampliar sus límites territoriales a Nayarit, en atención de que existe una importante franja del territorio del municipio de La Yesca que son más de 100 mil hectáreas, cuyos pobladores que habitan decenas de rancherías y que son más de 3 mil personas, quienes llevan a cabo sus actividades comerciales, escolares, de salud y acciones electorales en los municipios límitrofes en el Estado de Jalisco.

Ahora quieren penetrar unos cien kilómetros para agandallar Huajimic; esta problemática de conflictos intercomunitarios, no deben ser pretexto para alterar la actual delimitación de las dos entidades de Nayarit y Jalisco; de facto existe un par de controversias constitucionales en la SCJN que interpusieron primero el Congreso de Jalisco y posteriormente el Congreso de Nayarit, representado por la Legislatura anterior.

Y ya que está la propaganda mediática a todo lo que da con los huicholes acampados en el zócalo de la CdMx en espera de la audiencia con el presidente AMLO,  se deben encontrar respuestas en el marco de la civilidad, el derecho y los consensos políticos ya que este conflicto escapa a la jurisdicción de los tribunales agrarios, es eminentemente social y tiene un transfondo económico; además, hace un par de semanas lo dijo enfático Miguel Ángel Navarro, el gobierno de Nayarit independientemente de la luchas agrarias, no va a permitir que  se mutile ni un metro de nuestro territorio.

Contacto.- mirtha.palacios@hotmail.com