Reconoce Embajador de Rusia Posición de México en su Política Exterior

· Recientes

CARVANA WIRRÁRIKA EN EL ZÓCALO

Genial impostura de los comuneros Nunca han tenido...

Share

Luego de que el Gobierno de México se negara a imponer sanciones contra Rusia y mandar armas a Ucrania, es una muestra de su independencia en su política exterior, aseguró el embajador de Rusia en la República Mexicana, Viktor Koronelli.

  • En conferencia de prensa, el embajador de Rusia en México dijo que siguen manteniendo pláticas con el Gobierno mexicano.

“Vemos con satisfacción que las autoridades mexicanas se negaron a sumarse a las sanciones contra Rusia, lo que confirma el rumbo independiente de su política exterior. Siempre estamos atentos y respetuosos a cualquier posición de nuestros socios mexicanos”, aseguró Viktor Koronelli.

Sobre las manifestaciones afuera de las instalaciones de la Embajada en Rusia, el diplomático dijo que son financiadas por Ucrania.

“Según la información que tenemos, muchos manifestantes frente a nuestra embajada están siendo pagados por la embajada de Ucrania, que está detrás de estas protestas”.

México condena invasión rusa a Ucrania

El pasado 24 de febrero, México condenó enérgicamente la invasión de Rusia en Ucrania y llamó a cesar el fuego de inmediato, informó el secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard.

“Por historia y tradición, por nuestra formación como nación, debemos rechazar y condenar la invasión a un país como Ucrania por parte de una potencia como Rusia. Demandamos que cesen operaciones militares y que se respete la integridad territorial”.

Conflicto Rusia y Ucrania

Este sábado, Rusia advirtió que la guerra se ampliaría si la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) impone una zona de exclusión aérea en Ucrania y reanudó su ofensiva sobre el estratégico puerto de Mariúpol, tras un breve cese el fuego que no consiguió su objetivo de evacuar a la población civil.

  • El presidente ruso, Vladimir Putin, afirmó que la declaración de una zona de exclusión aérea tendría “colosales consecuencias catastróficas no solamente para Europa, sino también para todo el mundo”.